Placer y suelo pélvico

Blog en colaboración con:

El orgasmo es el mejor ejercicio para tu suelo pélvico

¿Alguna vez te has preguntado qué tiene que ver el suelo pélvico con el placer? Últimamente hablamos mucho de la importancia de reivindicar el placer femenino, el autocuidado íntimo y de la importancia de suelo pélvico por separado, pero ¿y si lo juntamos? Abrimos un tema que nos afecta a todas y en cualquier etapa.

Como ya sabes, y te hemos contado en este espacio, una de las funciones del suelo pélvico es el sostén de los órganos pélvicos. Ahí encontramos el útero, la vejiga y el recto. Pero, además, ese entramado de músculos está rodeando la cavidad vaginal y el clítoris. Por ello, si tenemos un suelo pélvico sano, tendremos mayor capacidad de placer y de sentir mejores orgasmos. 

En las diferentes etapas por las que pasamos las mujeres sentimos cambios que también afectan a nuestra sexualidad y a la relación que tenemos con el cuerpo y el placer. Lo más importante siempre es escucharse, ir adaptándonos a esos cambios y ver de qué manera estamos más cómodas y podemos disfrutar más. 

La rutina es tan importante que no podemos vivir sin ella. Pero con ella tampoco, ¿verdad?

Es como un círculo donde sentimos que cuando estamos fuera la necesitamos y cuando estamos dentro la detestamos. Lo mejor: tenerla para romperla. ¿Y qué tiene que ver esto con el sexo? Pues porque en el sexo también hay rutinas que repetimos. A veces nos sentimos a gusto en ellas y otras las convertimos en monotonía y las aborrecemos. Pero ahí está la clave, conocer qué es lo que nos gusta para conocernos y a partir de ahí cambiar, variar, reinventarnos… Y te preguntarás, ya, ¿y el suelo pélvico? Es que sucede lo mismo con la rutina de cuidado del suelo pélvico. La necesitamos, necesitamos esa conciencia en el suelo pélvico, darnos el masaje perineal, tenerlo en cuenta en nuestros actos cotidianos, pero a la vez incorporarlo a esas rutinas placenteras, que no aburridas.

¿Es posible aumentar el placer trabajando el suelo pélvico? 

Sí lo es. Lo decimos rotundamente.

Pero claro, antes hay que tener en cuenta una serie de factores. Lo más importante es conocer el estado de suelo pélvico, cada una partimos de un punto diferente. Algo muy importante es la autopercepción que tenemos cada una de nosotras. Si tenemos claro cómo contraerlos, cómo relajarlos, cuáles son las mejores posturas y qué es lo mejor para cada una de nosotras. Una vez que esto lo tenemos controlado, ¡a trabajar!

Al trabajar el suelo pélvico estamos entrenando la musculatura y este entrenamiento hace que seamos más capaces de sentir porque unimos cabeza con cuerpo. Es decir, sabemos dónde está cada cosa y cómo la estamos ejercitando. Esto nos ayudará a tener relaciones eróticas más conscientes.

El mejor ejercicio para fortalecer el suelo pélvico es el orgasmo 

Así te lo decimos. Sin rodeos.

Y ya te podrás imaginar por qué. Tienes claro cómo es nuestra anatomía y ahora que ya está muy claro como le rodea la musculatura del suelo pélvico, no hay mucho más que saber. ¡A más placer mejor suelo pélvico!

Cuando tenemos un orgasmo la abertura de la vagina se estrecha por la tensión del músculo pubococcígeo, el que manda en el suelo pélvico. Éste se contrae y relaja cuando estamos sintiendo placer, por eso es como si hiciéramos nuestros ejercicios. Por tanto, si tenemos este músculo bien entrenado y a tono, la sensación de placer aumentará y será más fácil sentir un orgasmo. 

A muchas mujeres nos cuesta llegar a este punto o no sabemos muy bien cómo hacerlo. No te preocupes, en AMMO hay un ejercitador que su misión es justo de lo que estamos hablando. Darte placer, que disfrutes, que tengas relaciones placenteras y a la vez fortalecer tu suelo pélvico.

Wave parece inofensivo a simple vista y que es un estimulador más, pero… no.

Guarda un secreto y es  que cada modo, al mover la musculatura de diferente forma, va completando esa rutina de ejercicio.

Ahora, tú no tienes que hacer nada más que colocarlo en el clítoris y dejarte llevar.

Y no te preocupes porque tu cuerpo se acostumbre a él y que parezca que no sientas nada al hacerlo con Wave.

Tiene la capacidad de sorprendernos en modo aleatorio para que el síndrome de habituación pase de largo. Si es que es un detallista. 

Ahora esperamos que veáis esos momentos de autocuidado placenteros con otros ojos, o al menos con otras ondas.

Escrito por: María Torre, sexóloga clínica y formadora de Ammo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEGURO QUE TAMBIÉN TE INTERESA…

La cicatriz de cesárea, ¿se trata?

La cicatriz de cesárea, ¿se trata?

La cicatriz de cesárea, ¿se trata?Hoy os hablamos de cicatrices, en concreto de la cicatriz de cesárea, pero se podría extrapolar a cualquier otra cicatriz abdominal, desgarros, episiotomías o incluso a la resultante en la cirugía de próstata en el caso del...

leer más
Deja los tacones, tu suelo pélvico te lo agradecerá

Deja los tacones, tu suelo pélvico te lo agradecerá

Deja los tacones, tu suelo pélvico te lo agradecerá  - Sandra Gómez -Cada vez somos más conscientes de la importancia del calzado que llevamos y cómo nos puede afectar en nuestra salud. En este sentido, las mujeres se muestran cada vez más preocupadas por el uso...

leer más
¡Síguenos!
Horario

De lunes a viernes

de 8:00 a 21:00

Teléfono

667 03 01 23

Dirección

C/ de Lope de Rueda

Nº 17, 1º C – Madrid

Email

info@fisio-especialistas.com

Al unirte expresas tu consentimiento para recibir comunicaciones comerciales e informativas de Fisio Especialistas. Puedes retirar tu consentimiento en cualquier momento y consultar nuestra Política de Privacidad para más información.

Abrir chat
1
WhatsApp Fisio Especialistas
Hola 👋🏼
¿en qué podemos ayudarte? 💜