Seleccionar página

Si eres corredor o corredora y tienes dolor en la cara medial de la rodilla por debajo de la interlinea articular (zona inferointerna de la rodilla), es posible que estemos hablando de una tendinitis de la pata de ganso o bursitis anserina. Esta patología es definida por los pacientes como un quemazón o escozor sobre la zona, además de sentir dolor al subir y bajar escaleras, al tacto o la presión. En fases agudas puede aparecer dolor nocturno.

La pata de ganso está formada por la inserción distal de los tendones de tres músculos: Sartorio, Grácil y Semitendinoso. Entre la tibia y la inserción de estos tendones se encuentra la bolsa serosa. Cuando están inflamados los tendones de la pata de ganso hablamos de tendinitis y cuando este proceso inflamatorio llena de líquido la bursa aumentando su volumen hablamos de bursitis anserina.

Según los estudios patológicos no nos indican la diferencia sintomatológica de la tendinitis, bursitis o fascitis de la zona, además de la dificultad de establecer la zona exacta de la inflamación.

¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DE CADA UNO DE LOS MÚSCULOS?

  • Músculo sartorio: Flexión de cadera y rodilla inervado por el nervio femoral (L2-L3)
  • Músculo grácil: Abducción de cadera y flexión de rodilla inervado por el nervio obturador (L2-L3)
  • Músculo semitendinoso: Extensión y rotación medial de cadera y flexión y rotación medial de la rodilla inervado por Nervio ciático (L5- S1-S2)

¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DE LOS MÚSCULOS DE LA PATA DE GANSO EN COMÚN?

La contracción de esos músculos da como resultado la flexión y rotación interna de la tibia, además de proteger a la rodilla de las tensiones rotacionales y del valgo.

TENDINOPATÍA DE LA PATA DE GANSO

¿A quién suele afectar?

Diferentes estudios la tendinopatía de la pata de ganso se da en los corredores de fondo que tienen alguna de las siguientes características:

  • Hiperpronación del retropié.
  • Isquiotibiales débiles y cuádriceps tirantes y potentes.
  • Corredores que han incrementado su volumen de entrenamiento o la dureza de la superficie sobre la que corren.

También esta patología está relacionada con: entrenamientos mal estructurados, una mala técnica de carrera, sobre-entrenamiento en cuestas, terrenos irregulares y tiradas muy largas, sesiones demasiado seguidas sin recuperación entre ellas, etc.

Por estas razones, es muy importante tener un preparador o entrenador que nos guíe sobre los entrenamientos según nuestros objetivos, pues el auto-entrenamiento sin conocimientos puede llevarnos a lesiones no deseadas.

Respecto a otros deportes, los más afectados son el pádel, tenis, básquet, futbol…  todos los que exigen desplazamientos rápidos con arrancadas y frenadas bruscas y repetitivas.

BURSITIS DE LA PATA DE GANSO

¿A quién suele afectar?

La patología de la bursitis de la pata de ganso es común en atletas, maratonianos (de todos los niveles), en ejercicios que impliquen el movimiento repetitivo de extensión y flexión de rodilla, como es el correr o subir y bajar escaleras; también con menos frecuencia la podemos encontrar por traumatismo directo en la zona.

FACTORES DE RIESGO

Muchos son los artículos que encontramos en internet sobre los factores de riesgo de la tendinopatía/bursitis de la pata de ganso, como pueden ser: Sobrepeso (obesidad), diabetes, artrosis en la rodilla… pero según los estudios científicos las personas con valgo de rodilla o con inestabilidad externa tienen valores significativos de padecerlas.

También se han encontrado artículos que relacionan mujeres con obesidad y con artrosis que sufren bursitis anserina.

PREVENCIÓN

  • Antes de comenzar el ejercicio físico hacer un calentamiento previo y estiramientos.
  • Cuando empecemos el entrenamiento, siempre ir aumentando la intensidad gradualmente.
  • Hacer deporte diariamente o casi todos los días.
  • Corrección postural y mejorar la biomecánica de los movimientos.
  • Bajar peso con una dieta equilibrada (nutricionista) y ejercicio diario.

TRATAMIENTO

El tratamiento principal se centra en fisioterapia y reposo, además de otras medidas.

En el tratamiento de la tendinitis de la pata de ganso/bursitis anserina buscamos como principal objetivo reducir el dolor y la inflamación, además de buscar cuáles son los factores que han producido este problema para poder corregirlos.

El tratamiento se basa en:

  • Método RICE y/o crioterapia para bajar la inflamación y analgésico. Rest (Reposo) Ice (Hielo) Compression (Compresión) y Elevation (Elevación).
  • Programa de estiramientos y potenciación (ejercicios isométricos) de los abductores y cuádriceps (hacer hincapié en los últimos 30º de extensión de rodilla para implicar el vasto medial). Enseñado por el fisioterapeuta.
  • Estiramientos de los tendones de la pata de ganso.
  • Ultrasonido y electroterapia.
  • Pérdida de peso.
  • Tratamiento quirúrgico como medida excepcional en casos muy raros que no se haya conseguido mejorar.

Suscríbete a nuestra newsletter

Nos encanta que estéis informadas de todas las novedades, clases, talleres y eventos de Fisio Especialistas. Por eso, hemos creado una newsletter donde os enviaremos muchísimas información de interés. Si estás interesad@ no dudes en dejarnos tu nombre y correo electrónico y te llegarán toda nuestra información. ¡Gracias!

¡Ya estamos conectados! Recibirás nuestra newsletter en tu correo electrónico.