Seleccionar página

¿Mi bebé se mueve demasiado, o demasiado poco?, ¿le pongo en el suelo, o mejor en una superficie blandita?, ¿es bueno hacerle ejercicios de estimulación para que aprenda a gatear y caminar antes? Tenemos tanta cantidad de información acerca de cómo debe ser el movimiento de los bebés en cada etapa de su desarrollo y tantos prejuicios sobre lo que “debería” pasar que, a veces, nos saturamos de dudas y no sabemos qué debemos hacer.

Debemos saber que el cuerpo es la principal herramienta de comunicación que tiene un niño hasta que aprende a hablar, por lo que escucharlo y entenderlo es la mejor estrategia que podemos utilizar para entender la importancia que tiene el movimiento en el desarrollo global del niño y todo lo que nos puede contar sobre él.

Desde la psicomotricidad relacional y la teoría Pikleriana de movimiento autónomo podemos acercarnos a esta mirada diferente, en la que el comportamiento del niño siempre es una forma de comunicación y relación con la que ayudar a nuestro bebé a sentirse mejor en su entorno. En este sentido, hay aspectos que cobran una gran importancia como son:

– La importancia de la confianza en las capacidades del bebé. «Confío en ti y sé que si te subes ahí es porque puedes hacerlo«

– La seguridad y refuerzo de las capacidades parentales. «Estoy presente para mi bebé sin necesidad de sobreprotegerlo. Confío en mi instinto.«

– La adaptación de los espacios para favorecer el movimiento autónomo de bebé. Modificar y segurizar los espacios para que el bebé pueda explorarlos.

– La presencia del tacto afectivo como rutina habitual.

El movimiento en los primeros años del niño determina cómo se relaciona -y se relacionará- con él mismo y su entorno durante toda su vida. Aprender sobre cómo acompañarle de una forma más amable y presente es muy importante para   que su paso por la vida sea más agradable, lo que toda madre quiere.

En el taller del próximo viernes 30 de noviembre os lo contaremos todo sobre el movimiento de vuestros pequeños con estos temas:

– Evolución del movimiento desde el nacimiento hasta los 3 años.

– El suelo, nuestro gran aliado.

– Adaptación y seguridad de los espacios en casa.

– Juguetes y materiales para favorecer el movimiento.

– Reptación, gateo y marcha.

– La necesidad del tacto afectivo en pequeños y adultos.

Nuria Pérez, Psicomotricista
610972402

Suscríbete a nuestra newsletter

Nos encanta que estéis informadas de todas las novedades, clases, talleres y eventos de Fisio Especialistas. Por eso, hemos creado una newsletter donde os enviaremos muchísimas información de interés. Si estás interesad@ no dudes en dejarnos tu nombre y correo electrónico y te llegarán toda nuestra información. ¡Gracias!

¡Ya estamos conectados! Recibirás nuestra newsletter en tu correo electrónico.