En nuestro espacio del blog APRENDIENDO CON… queremos que todas aquellas personas que tengan algún problema de audición, tengan la posibilidad de acceder a nuestras entrevistas colgadas en nuestro canal de Instagram TV. Si eres una de ellas o simplemente prefieres disfrutar de la lectura que os facilitamos en nuestro blog, en lugar de visualizar nuestro canal de Instagram, aquí encontraréis vuestro espacio.

SANDRA: ¿Cuáles son las consultas más habituales que hay en la fisioterapia respiratoria pediátrica?

BELÉN: La más típica en Madrid es la temida bronquiolitis. También tenemos bronquitis y algún caso de neumonía. Y, además, aunque no es una patología directa de la patología respiratoria, pero está muy asociado, tenemos consultas de otitis.

SANDRA: ¿Cuál es la definición de cada una de ellas? ¿En qué se diferencias? ¿Y cuáles son sus signos de alerta?

BELÉN: Bronquiolitis es una infección en los bronquiolos que cursa con inflamación e hipersecreción de moco. No suele dar fiebres muy altas y el moco es muy transparente y largo. Se diferencia de la bronquitis en que en este caso se trata de una vía más superior. La bronquitis suele ir asociada a picos de mucha tos. Respecto a la neumonía, suele cursar mucha fiebre, el moco es más amarillento-verdoso y más pequeño, en forma de esputos. Por último, la otitis, aunque no son infecciones respiratorias como tal, sí están muy asociadas. Pueden darse por no hacer correctamente los lavados nasales y provocar la migración del moco de vías altas a oído medio.  

SANDRA: Como mamá, ¿Cuándo hay que llevar a nuestros peques al fisio por los mocos?

BELÉN: El objetivo principal de la fisioterapia respiratoria es limpiar el exceso de moco que generan estas infecciones. Lo ideal es venir cuando observamos que el niño empieza a moquear más, aparecen ronquidos (sonido como de cerdito) y empiezan los primeros signos de trabajo respiratorio.

Sabemos que es difícil diferenciar esa línea entre venir al fisioterapeuta pediátrico o ir al hospital. Llega un momento en las infecciones respiratorias en las ya aparece la fiebre, se escuchan sibilancias (broncoespasmo), el niño descansa muy mal y se observa mucho trabajo respiratorio. En este caso es mejor acudir a pediatría de urgencias. Tenemos que intentar llegar a las consultas de fisioterapia respiratoria justo antes, los días en los que el niño empieza a encontrase mal.

Lo ideal es traerlo cuando vemos que empieza a ver más moco, el niño descansa y come peor. En este caso podemos hacer con el peque un trabajo de prevención, para no llegar a la medicación y hospitalización.

SANDRA: ¿En qué consiste una sesión de Fisioterapia respiratoria?

BELÉN: La fisioterapia respiratoria tiene mala fama, porque los bebes lloran en la sesión, es inevitable, aunque desde el equipo Fisio-Especialistas trabajamos con mucho respeto, siempre con mucho amor hacia vuestros peques. Sin embargo, sí es una realidad que durante la sesión de fisioterapia respiratoria los niños van a llorar, por eso es una sesión que a los papis les cuesta más ver. Las cosas buenas de que el bebé llore durante la sesión es que aumenta el flujo respiratorio y para para la terapia es un cambio positivo.

Una sesión de Fisioterapia Respiratoria consiste en una valoración inicial, donde se pasa el pulsi-oximetro que nos dice la saturación de oxigeno con la que llegan vuestros peques y la frecuencia cardiaca, este aparato no se lo quitamos en toda la sesión.

A continuación, le pasamos la escala WANG, lo que nos mide es unos ítems necesarios para saber si él bebé puede realizar la sesión de fisioterapia respiratoria o no.

También se les ausculta, para ver dónde está el moco y cómo suena (sibilancias, crujido…).

Antes de comenzar la sesión de fisio respiratoria empezamos con nebulizaciones con suero durante 10 minutos. Con esto buscamos humidificar un poco las vías para que la sesión vaya mejor.

A continuación, realizamos un masaje respiratorio para cizallar el moco y que este moco se despegue y nos sea más fácil de subir. A continuación, hay que provocarles la tos, ponen la lengua en una posición de barca y desde ahí, les ayudamos a sacar el moco por la boca. Siempre queremos recalcar respetando al bebe. Sabemos que termina la sesión cuando hay un cambio en la auscultación.

SANDRA: Son sesiones muy respetadas, desde el cariño y muy controladas. Y nos has ayudado a quitarnos miedos y ver los mitos de estas sesiones.

BELÉN: Me alegro mucho. Nuestra idea es que reduzcamos las infecciones al mínimo.SANDRA: En nuestro próximo video de APRENDIENDO CON el equipo de Fisio-Especialistas de la mano de Belén, nuestra fisioterapeuta y osteópata Pediátrica daremos ítems para la prevención de los mocos en casa. Os esperamos.

@Littlebylettlefisoterapia

Suscríbete a nuestra newsletter

Nos encanta que estéis informadas de todas las novedades, clases, talleres y eventos de Fisio Especialistas. Por eso, hemos creado una newsletter donde os enviaremos muchísimas información de interés. Si estás interesad@ no dudes en dejarnos tu nombre y correo electrónico y te llegarán toda nuestra información. ¡Gracias!

¡Ya estamos conectados! Recibirás nuestra newsletter en tu correo electrónico.