26
Sep

¿Te duele en las relaciones sexuales? Se llama dispareunia

¡Hola chicas!

Hoy queremos hablar sobre un tema que nos preocupa mucho ya que lamentablemente cada día tenemos más pacientes que padecen de ello. A priori, en líneas generales, no es el principal motivo por el que acuden a consulta pero a medida que vamos haciendo nuestra anamnesis exhaustiva va apareciendo (con una frecuencia elevada). Muchas estaréis pensando al leer estas líneas, ¿a qué se está refiriendo? Pues allá vamos: este problema es la DISPAREUNIA.

Me estoy imaginando la cara de muchas de vosotras en este momento, diciendo la dista… ¿qué? Esta es la manera formal de definir la presencia de dolor en las relaciones sexuales.

Vamos a profundizar un poco más en este tema. Hay diferentes tipos de dolores, y muchos factores que influyen en su presencia.

Primeramente tenemos que aclarar que NO es normal tener dolor mientras mantenemos relaciones, ni por haber sido mami, ni por haber entrado en la etapa de la menopausia y por supuesto tampoco las mujeres que ni han sido madres ni están en esta etapa.

En la dispareunia pueden influir diversos factores como la sequedad vaginal, episiotomías, posición uterina, nivel de estrógenos, alteraciones en la funcionalidad de la musculatura perineal (hipertono, hipotono). Por todo ello es necesario que si alguna de las que nos estáis leyendo tiene dolor y además piensa que tiene alguno de estos factores, acudáis a consulta de un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico para hacer un estudio completo sobre vuestro caso y buscar solución inmediata.

Obviamente cada mujer en las diferentes etapas de su vida va a tener cambios corporales, hormonales y, en las relaciones sexuales influye en un alto grado estos factores, pero por esa misma razón es necesario observarnos y no dejar pasar dichos cambios.

¿Quieres escuchar un ejemplo real?

Vamos a poner un ejemplo muy claro y con un mayor grado de incidencia. En las valoraciones postparto siempre preguntamos por las relaciones: si sienten lo mismo, si hay dolor, líbido… y una de las respuestas más frecuentes es, «bueno, no sé, no siento lo mismo, me molesta a veces, pero, ¿es normal no? He sido mamá, esa zona ya no va  a volver a estar como antes». POR FAVOR, no demos por hecho que el ser mamá tiene que cambiar nuestra vida sexual.

Los dos factores más frecuentes

Los dos factores que vemos en consulta con más frecuencia son:

  • El dolor en la penetración superficial después de dar a luz con presencia de cicatriz (episiotomía). Las cicatrices han de ser tratadas para liberar adherencias y disminuir la sensibilidad de las mismas
  • El hipertono (la mujer tiene dificultad para relajar su musculatura perineal).

Los tratamientos que se realizan para esta sintomatología son terapia manual, radiofrecuencia, cambios en hábitos alimenticios… 

Esperamos haber abierto los ojos a aquellas mujeres que al leer este post se vean identificadas y decidan buscar ayuda especializada y vuelvan a disfrutar de sus relaciones SIN DOLOR.

Estamos abiertas a todas tus dudas y tus preocupaciones, cuanta más información tengas, más posibilidades de solucionar lo que te preocupa. Te esperamos en el Centro, por teléfono o por el medio que nos quieras contar 😉

Eva Hernando Pérez     

Fisioterapeuta especializada en disfunciones de suelo pélvico, uroginecología y obstetricia